Skip to content

De Madrid a Londres, breve introducción

Sobre todo debido a que me resulta más cómodo escribir esto una vez y que lo lean todos mis amigos y conocidos, y también porque ¡ya me vale! (llevaba meses casi sin actualizar mi blog ni contar nada de Inglaterra) voy a tratar de disciplinarme un poco en los meses siguientes y prometo escribir al menos un post cada semana contando cositas interesantes desde tierras de Shakespeare :-)

Como supongo la mayoría de los que leen este blog sabrán (o sea, mis amigos, conocidos y gente que habré dado el coñazo xD), llevo desde finales de octubre viviendo en Londres.
¿Por qué? Mi anterior empresa en Madrid se deterioró tanto a nivel personal como profesional hasta tal punto que no me quedó otra opción que plantearme un cambio, y sólo había dos posibilidades, seguir trabajando en España pero en una nueva empresa, o aprovechar la circunstancia para cambiar un poco el rumbo de mi vida.
¿Y qué mejor cambio, que de país?

Era algo que ya me había planteado años atrás, pero lógicamente siempre surgen dudas, miedos, reticencias que hacen que uno lo postergue.
Principalmente necesitaba aprender bien inglés, nivel conversación, y adquirir experiencia laboral anglosajona, porque como comprenderéis por el buen clima no me he venido, no xDD

Tengo que ser sincero y en mi caso particular Londres no me supuso ningún problema. Mi hermano lleva viviendo en Inglaterra más de 5 años y desde hace más de 2 años en Londres, y todos esos años yo y mi familia le hemos ido visitando, a veces incluso más de una vez al año. Así que el país y la ciudad de Londres en particular no me resultaba ni extraña, ni un “choque cultural” excesivo.

Voy a ir acabando que me enrollo! xD
Mi idea desde el principio fué aprovechar los últimos meses del año 2010 para integrarme un poco en el país, realizar toda clase de gestiones “burocráticas” como sacarme el NIN (National Insurance Number) (lo que viene a ser el número de la seguridad social pero de aquí), cuenta bancaria, médico de cabecera (el famoso GP), etc. e irme soltando un poco con el idioma asistiendo a academias, clases de inglés, o lo que hiciera falta. Así lo hice y ya tengo todo en regla a estas alturas.

Pasé Navidades en España con mi familia y en enero regresé, con la idea en mente de comenzar a buscar trabajo. Poco pude hacer porque me traje un regalito de España: una buena gripe que me dejó casi todo enero fuera de combate, así que tuve que paralizar mi búsqueda hasta recuperarme.
Lamentablemente no hay una sin dos (ni dos sin tres… así que rezo!) y cuando creí estar recuperado, no se si porque hice algunos excesos saliendo de fiesta o qué, el caso es que en menos de 12 días tras mi primera gripe, recaí con otra aún peor (39 de fiebre de media durante todo el santo día).

El GP me dijo que era un virus muy chungo que había venido (pensé yo, ¿de donde? xD) y que se tardaba en “soltar” de 3 a 4 semanas… y yo flipando.
Al final no fueron 4 semanas pero casi 3 si que si. Todo el día en cama, empastillado (Paracetamol o Ibuprofeno, no me recetaron absolutamente nada más), sin apetito, escalofriado o sudando… un infierno (y no soy quejica, realmente lo pasé mal).

Afortunadamente ya todo pasó y llevo 2 semanas recibiendo llamadas de recruiters a tope (aquí todo funciona con “recruiters” que son agencias encargadas de hacer las primeras entrevistas y/o pruebas técnicas, y filtrar candidatos al cliente final).
Igual que en España utilizaba Infojobs, aquí yo utilizo Monster y Jobserve.
Pero esto lo dejaré para el siguiente post porque al final me he alargado más de lo que me esperaba xD

Me despido al estilo inglés, y hasta la próxima. Cheers! xD

Related Posts:

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*